lunes, 30 de noviembre de 2020

EL POTENCIAL VITAL DE MARADONA

TIEMPO CUMPLIDO

 

   A raíz de la controversia, que ya es de público conocimiento, sobre el adecuado o no tratamiento médico recibido por el Astro Rey del futbol, así como de las deficitarias condiciones de infraestructura, monitoreo y contención presentes en su domicilio donde guardaba reposo, es que vino a mi memoria un análisis de su potencial vital realizado hace muchos años atrás.

  Hay quienes sostienen que de haber seguido internado en un sanatorio, o al menos en un domicilio con carácter de internación equivalente, Diego aún estaría entre nosotros, o al menos por algún tiempo más.

  El presente análisis basado en el par hyleg-alcocoden, desde la perspectiva de los astrólogos medievales, nos demuestra que esto último no era precisamente lo prometido por su cielo de nacimiento.

30/10/1960 - 07:05AM (Zona: +03:00) - Policlínico Evita de Lanús, Argentina.

  La natividad de Diego es diurna lo cual impone ver las condiciones del Sol como principal candidato a hyleg, éste al estar en casa doce no califica como tal. En segundo termino la luna debe considerarse, pese a que no se halla en cuadrantes femeninos se ubica en casa cinco, una casa sucedente lo cual, a priori, debería llamarnos la atención. Pero la carencia para calificar cono hileg de la luna consiste en que el gobernante del signo que ocupa no la aspecta. Ante esto, cuando el nacimiento es posterior a luna nueva debe observarse en primera instancia el grado ascendente y luego la posición de la Parte de Fortuna. El primero, ubicado a 28°14´de escorpio, si bien se encuentra en relación de ángulo con marte, su gobernante, no establece éste aspecto de orbe aceptable. En lo que a la Parte de Fortuna respecta aquí la situación es otra. Marte cuadra a la misma con orbe de 7°35´, en donde encuentra a 8°12´de aries dos dignidades, por regencia y gobierno del primer decanato. La última instancia consistiría en tratar el grado de la lunación prenatal, pero dado que la misma se ubicaría en casa doce queda descartada de plano.

  Una vez aceptada a la Parte de la Fortuna y marte como los factores que han de asumir el rol de hyleg y alcocoden, respectivamente, pues entonces ya estamos en condiciones de pasar al análisis cuantitativo de la indagación. En las tablas 1 y 2 dadas a continuación se presentan los años menores, medios y mayores de los planetas, así como su conversión a años, mese y días.

  Marte se encuentra en cáncer, signo de su caída, en casa nueve, una casa cadente, por lo tanto en sí mismo únicamente puede aportar sus años menores que son 15. Los planetas que establecen aspecto con él son el sol, mercurio, saturno y la luna. El primero lo hace sin dignidad esencial en escorpio, desde la casa doce, por lo que aporta sus años menores que son 19. Mercurio, sin dignidad esencial, pero sí con la accidental de hallar su gozo a tan solo 4°49´del grado ascendente, se encuentra en condiciones de aportar sus años menores mas sus años medios como meses, dando un total de 24 años (20 + 48 meses). Luego saturno desde capricornio, uno de sus domicilios, establece oposición con un orbe menor a los 3°, quitándole los 30 años menores que lo tipifican. Finalmente la luna desde casa cinco, sin dignidad esencial, pero al menos en trigonocracia por afinidad elemental, mira a marte con un trígono de orbe menor a los 2°, por lo tanto podemos considerar que aporta sus años menores mas sus años medios como meses (25 + 5,542) lo cual deviene en 30,542 años finales desde la luna. Haciendo una simple cuenta nos queda lo siguiente:

15 + 19 + 24 ­­- 30 + 30,542 = 58,542 años.

  Diego A. Maradona abandona este mundo el día miércoles 25 de noviembre, antes del mediodía, 26 días luego de cumplir sus 60 años de edad (60,07 años). Esto indica que tuvo 1,528 años de vida adicional a lo que prometía su potencial vital originalmente. Queda demostrado así, desde el punto de vista astrológico tradicional, que es en vano toda especulación sobre la hipótesis de una posible mayor sobrevida para él. Su tiempo ya estaba cumplido.

  Que en paz descanses querido Diego...!


© 2020 Arq. Pablo M. Mauro
Reservados todos los derechos.